Sacúdete (la mala pava)

Sacudirse el alma y el cuerpo es la mejor forma de espantar la mala pava y dar cabida a la buena vibra! Cuando sacudimos el cuerpo echando un pie, bailando, nuestro rostro, alma y cuerpo, todo nuestro ser se inunda de sonrisas y bienestar. Ponernos en movimiento, de la forma que sea, nos lleva a conectarnos desde adentro con el afuera, de buena forma y nos lleva a estar ahí, estar en el presente y así, dejar de rumiar en nuestros pensamientos.


¡El lunes comienzo dieta!

Sacudirnos, estar en movimiento, es la mejor forma de llenarnos de pura vida, solo necesitamos hacer la prueba un día por la mañana y hacer algún tipo de ejercicio antes de ir a trabajar. Algo corto, un par de minutos es suficiente, como saltar en el mismo sitio o un par de estiramientos o posiciones de yoga, caminar, lo que sea, va a producirnos puro beneficio físico y mental.

El beneficio físico que nos aporta el movimiento todos lo sabemos, porque los médicos tienen tiempo hablando de ello y recomiendan que caminemos 30 minutos diarios. Hoy en día, hay nuevas tendencias que simplemente plantean que incrementemos nuestro ritmo cardíaco, un ejercicio intenso y de corta duración.

Sacudirnos, movernos nos “limpia el alma” o nos pone fit mentalmente. Al despertar a nuestro “gerente interno” o “Yo” y nos obliga a desconectarnos del malestar, para comenzar a conectarnos con el esfuerzo que estamos haciendo y, a partir de ahí, nos ubica en el presente, nos desconecta de los problemas y al terminar, nos llena de la sensación de logro, otorgándonos una mente fresca, ¡lista para ser creativa y solucionar problemas!

Ponernos en movimiento es conectarnos con nuestra esencia ancestral de cazadores, sacudiendo la modorra y el sobrepeso!

Una receta que nos puede conectar con esta idea de Sacudirnos, es la preparación de cualquier batido o infusión fría que nos refresque.

Infusión en Frío

  • 1 litro de agua fría
  • 2 duraznos picados groseramente
  • 1 tomate de árbol, con su piel, picado en rodajas
  • 1 naranja, con su piel, picada en rodajas
  • 1 limón, con su piel, cortado en rodajas
  • 2 ramas de romero
  • Un par de hojas de stevia o el endulzante de su preferencia

Preparación:
En una jarra, verter todos los ingredientes y dejar reposar por 30 minutos.
Servir con mucho hielo.

¡Les deseo una cotidianidad llena de salud, éxito y felicidad!

Lee también: Levantándonos el ánimo cuando hay crisis económica

Anabella Barrios Matthies
Psicóloga de Profesión – Pastelera de Corazón ¡Sígueme por @psicocina!

Comments

comments

Escrito por
Más de Psi-Cocina

¿Cómo tomar decisiones de vida?

Desde lo más trascendental a lo más cotidiano
Leer más