Tendencia No Make Up

Lo natural está de moda. Así se ha visto en los rostros de las modelos que han desfilado en las pasarelas recientes, que, como digo siempre, son las que dictan tendencias tanto en moda como en peinados y maquillaje.


La propuesta de esta temporada es el No Make Up, es decir, lucir como si no llevaras maquillaje; pero esto no significa que saldrás a la calle con la cara lavada, ¡No señorita!
La idea es conseguir una piel con un acabado jugoso, que se vea lisa, suave, con una textura unificada para que irradie luz. Pero ¿cómo maquillarte para que no parezca que estás maquillada? Te voy a sugerir unos consejos que además son súper fáciles, lo que también te ahorrará tiempo:

– Lo primero, hidratar. Es el punto de partida para que la piel luzca siempre perfecta. Mañana y noche trata de ser muy rigurosa con tu rutina de cuidados: limpiar-tonificar-hidratar con las cremas que se adapten a tu tipo de piel para mantenerla suave y protegida de los agentes nocivos del medio ambiente -sol, contaminación, aire acondicionado- y para prepararla con los cosméticos que luego te vas a aplicar.

– Lo segundo, no te excedas. Ya sea base, corrector, polvos, basta con que tomes la cantidad justa para que al distribuirlos puedas obtener un aspecto de buena cara, o un efecto translúcido, que revele la belleza natural de tu piel. El truco para crear un rostro radiante es que aplicar productos que iluminen directamente en las zonas en las que lo haría si tuvieses un foco delante: zona alta de los pómulos, centro de la frente, punta de la nariz y barbilla. Así que ¡no te excedas!, porque de lo contrario tendrás otro efecto, uno fantasmagórico.

– Lo tercero, cómo aplicarte los productos. Por ejemplo, la base, debe ser de textura fluida –también debe ser una base afín a tu tipo y tono de piel– para que al colocarla, con una brocha para darle un marco muy suave que parezca desnuda, pero sin imperfecciones o, dando ligeros toques con las yemas de los dedos -desde el interior del rostro hacia el exterior- la empareje para darle ese acabado jugoso que potencie la luminosidad del rostro. El corrector, que también debe ser en el tono más parecido al de tu piel, lo aplicarás en aquellas zonas donde tengas, manchas y rojeces, pero poquito, tenlo presente. También puedes usar una CC Cream, que corrige el tono, difumina las imperfecciones y aporta un extra de luminosidad sin sobrecargar la piel.

El correcto uso del rubor es vital para darle un semblante saludable a tu rostro. Si eliges uno en crema lograrás un aspecto tierno en los pómulos. El mejor truco para aplicarlo: mírate en el espejo, sonríe y mira el punto en el que el músculo se eleve, allí lo colocas. Luego, de adentro hacia fuera, comienzas a distribuirlo, si lo haces con la yema de los dedos el resultado será mucho más natural.

Para los labios, como la piel se lleva todo el protagonismo, bastará con un poco de brillo en tonos rosas o duraznos, tú eliges. Recuerda que los labios también ameritan sus cuidados: desmaquíllalos todas las noches, exfólialos una vez a la semana, hidrátalos y protégelos, todos los días, con un bálsamo hidratante que tenga un factor de protección solar 30. De esta manera, al pintarlos, lucirán muy provocativos, ídem con ese acabado jugoso.

Como podrás darte cuenta, lo de “acabado jugoso” es la razón de ser de este No Make Up, un estilo de maquillaje que realza el esplendor de las pieles más jóvenes, pero también el de las maduras. ¡Todas ganan!

En cuanto a las cejas, éstas se llevan bien peinadas para que se vean definidas. Y en los ojos, menos es más, ni los delinees ni uses sombras, bastará con que te apliques dos capas de máscara de pestañas en color negro.

Listo, así es el No Make Up o un maquillaje como si no llevaras maquillaje… ¡Vez! es sencillo, práctico, pero perfecto.

Comments

comments

Más de Carolina Quintero

Mitos sobre el cabello (I)

Para que no te tomen el pelo
Leer más