Beneficios de los aceites esenciales

beneficios de los aceites esenciales

Descubre los beneficios de los aceites esenciales y todo lo que estas exquisitas sustancias pueden darle a tu cuerpo, conoce sus propiedades y entérate cuál debes usar según tu tipo de piel


 

Cuando nos damos un masaje relajante, el aceite esencial es el responsable, gracias a su aroma y efecto, de que tu piel se sienta suave y hasta se regenere. Existen muchas clases de aceites, pero es importante que sepas que más que soluciones grasosas, son una fuente de beneficios para tu piel, convirtiéndose en aliados para combatir estrías, arrugas y resequedad. Por eso, para cada necesidad, hay un aceite diferente.

 

Aceite de oliva

El rey de los aceites, su capacidad para hidratar y darle brillo a cada hebra es sorprendente. Extraído de la aceituna, conserva todos los beneficios de este fruto y su sabor. Su primer uso fue en remedios caseros y en el mundo de la belleza, la cosmetóloga Nathaly Gerbino comenta que es utilizado para muchos tratamientos gracias a su alto contenido en vitamina E, minerales y ácidos que aportan nutrientes a la piel, la rejuvenecen, hidratan y favorecen su elasticidad. Si quieres conocer a fondo todos los beneficios del aceite de oliva, lee aquí.

Aceite de rosa mosqueta

Propiedades infinitas lo han hecho ser uno de los más conocidos en el mundo, hasta convertirlo en un capricho de las pieles secas y envejecidas. Se extrae de una planta rica en vitamina A, E, C, B1 y B2, que lo convierten en un aliado para la cicatrización. Gracias a sus ácidos poliinsaturados, disminuye las líneas de expresión en el contorno de ojos y frente. Lo puedes obtener en cremas y tratamientos cosméticos que lo contienen, sin embargo, no es recomendable usarlo en pieles grasas.

Gerbino explica que un baño de aceite de rosa mosqueta se puede realizar una vez al mes o si prefieres, puedes agregar el aceite a tu crema hidratante corporal de uso diario.

Aceite de almendras

Manos de estrella. Y es que sus propiedades, emoliente, suavizante e hidratante, lo convierten en la sustancia perfecta para combatir cualquier callosidad. También se puede usar para contrarrestar el daño del abuso del sol, por su acción anti-inflamatoria. Asimismo, su aroma es sinónimo de relajación por lo que es el preferido de las masajistas y la aromaterapia.

Aceite de sésamo

Se extrae de las semillas de ajonjolí y es rico en omega 6, zinc, magnesio y vitamina E, por eso ayuda al sistema nervioso y además, te relaja. La experta comenta que tiene propiedades regeneradoras para las personas que se desenvuelven en climas fríos. Y si es combinado con tratamientos estéticos, mejora la flacidez de la piel, por lo que es usado en masajes para piernas cansadas. Este aceite se puede utilizar puro o como complemento base para mezclar con cremas.

Aceite de Argán

Se encuentra en Marruecos y es extraído de los frutos del árbol que lleva su mismo nombre. La cosmetóloga comenta que este preciado líquido está compuesto por ácidos esenciales y grandes cantidades de vitamina E, casi tres veces más que el aceite de oliva.

“Su alto contenido en antioxidantes lo convierte en un potente antiarrugas, ya que protege al organismo de los efectos nocivos de los radicales libres”. De esta manera, este aceite es recomendado para el acné, estrías, quemaduras de Sol, tratamientos para el cabello y para endurecer las uñas quebradizas.

Comments

comments

Más de Daniela Innecco

Cómo mejorar la apariencia de las estrías con láser

Dos tipos de estrías, dos alternativas distintas
Leer más