Alivia rápidamente las ampollas en los pies

Cómo aliviar la ampolla de los pies

Los zapatos nuevos, por muy bien que se vean, tienden a dejar las clásicas ampollas en los talones y el dedo pequeño, lo cual es muy doloroso al caminar


Sin embargo, el error más común, y lo peor que puedes hacer, es intentar explotarlas al llegar a casa, ya que puedes infectar la herida y será mucho más dolorosa. Para evitarlo te traemos varios remedios caseros para que cures rápidamente estas molestas ampollas. ¡Toma nota!

Al llegar a casa pon a calentar agua, cuando esté hirviendo colócala en una tina o recipiente y agrega 5 cucharadas de sal.
Sumerge los pies, es posible que te duela al principio pero es lo mejor que puedes hacer para aliviar el dolor. Permanece así durante 15 o 20 minutos.

Pasado el tiempo seca muy bien los pies y evalúa el tamaño de las ampollas, si estas son muy grandes deberás drenar el líquido. Para hacerlo esteriliza una aguja con alcohol y pincha sobre ella suavemente. En cambio si son pequeñas evita reventarlas, para evitar infecciones.

Aloe Vera: Es una excelente elección para calmar el dolor y escozor, además ayuda a cicatrizar y secar las ampollas de forma más rápida. Solo deberás tomar un poco de este gel y colocarlo justo en las rozaduras o ampollas y cubrir la zona con una gasa y dejar actuar toda la noche.

Bicarbonato de sodio y romero: Esta combinación ayudará a mejorar el estado de las ampollas, ya que además de ser un excelente antiinflamatorio eliminan las impurezas y bacterias de las heridas.

Para ello tendrás que llenar un recipiente con agua tibia y añadir cinco ramas de romero, deja actuar durante 15 minutos. Seca bien tus pies.

Después tendrás que mezcla 200 ml de agua, 20 gr. de bicarbonato y 40 ml de agua oxigenada. Remueve muy bien todos los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea.

Toma un algodón y coloca un poco de la mezcla en las zonas afectadas, deja actuar durante toda la noche. También puedes usarlo dos veces al día.

Ajo: Esta receta es muy sencilla y efectiva, solo necesitas tres ajos y 100 gramos de tomillo, esta planta ayuda a desinfectar y desinflamar las ampollas.

Para usarla deberás colocar agua tibia en un recipiente y agregar el tomillo, sumerge los pies durante 20 minutos. Luego sécalos muy bien.

Luego tendrás que tomar tres ajos y aplastarlos muy bien, luego colócalos sobre una gasa y aplícalos sobre las ampollas, esto ayudará a eliminar cualquier herida ya que el ajo es un antibiótico natural.

Deja actuar durante 15 minutos, pasado el tiempo colócate unas medias no te enjuagues los pies.

Por Yessica Mardelli

 

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme