Paula Bevilacqua: Escuchar el llanto de mis hijos por primera vez, me hizo volver a nacer

Paula Bevilacqua

Por Michelle Hurtado / @michechf


Ser madre es uno de los anhelos más grandes para muchas mujeres. Algunas lo buscan, otras se sorprenden con la llegada de un bebé, el caso es que todas experimentan el amor y la sensación más grande cuando reciben la noticia de que traerán una nueva vida al mundo. Aunque sus embarazos fueron planificados, la actriz venezolana Paula Bevilacqua asegura que tener esa dicha de ser madres es el “mejor sentimiento del mundo” y es feliz con eso.

Paula Bevilacqua

Ser mamá para Paula, “es lo máximo”. Sus hijos son su prioridad y aunque no es fácil, trata de organizarse para poder estar presente en cada paso y a la vez dedicarse a sus labores. “Con amor todo se puede”, destacó.

Ver más: Mariángel Ruiz: Cuando nace un niño, también nace una madre

Estar embarazada no fue un problema para la también modelo. Con sus dos hijos estuvo tranquila, no presentó síntomas.

“Estuve felizmente embarazada. Sin absolutamente nada, solo una barriga. Ambas fueron perfectamente relajadas”, dijo.

Paula Bevilacqua

Durante la gestación entrenó. Hizo Spinning hasta los ocho meses.

“Las mujeres que hacen ejercicio antes del embarazo, pueden hacerlos igualmente estando embarazadas. Siempre consultando al médico”, explicó.

Reveló que el día del parto está lleno de mucha emoción y ansiedad. El corazón se le quería salir por la boca, ya los quería conocer. Deseaba ver sus caritas y tenerlos en sus brazos.

Paula Bevilacqua      Paula Bevilacqua

“Dios esa sensación no tiene explicación. Yo siempre digo que escuchar sus llantos, en el momento de sus nacimientos, es volver a nacer”, confesó Paula Bevilacqua llena de alegría.

Su reacción al momento verlos por primera vez fue llorar de felicidad y dar gracias  a Dios por ese milagro.

Cuando nació Cristóbal, su primer hijo, su vida tuvo muchos cambios. Asegura que es una etapa muy hermosa pero también sacrificada. Amamantar requiere que todo el tiempo sea del bebé.

“El tiempo es totalmente de ellos, pero a medida que crecen ya vas recuperando mucho de ese espacio. Amo a mis compañeritos y los disfruto cada momento”, expresó.

Paula Bevilacqua

Sin embargo, disfrutó esta etapa. A Cristóbal lo amamantó hasta los seis meses y a Massimo hasta los ocho meses. “Es el momento más hermoso, luego de verlos nacer”.

Lo que más le costó al principio fue regular el horario para dormir. Considera que es lo más duro y agotador en los primeros meses.

“En ese momento le tenía miedo a las noches, le pedía a Dios que durmieran un poco para yo descansar. A veces se unía el día con la noche y no había dormido nada”, comentó entre risas.

Paula Bevilacqua

A pesar de todo, Paula le da gracias a Dios por tener una familia estable. Su esposo, Cristóbal Lander, es su compañero en el cuidado de los niños.

“Tener a mi esposo conmigo me da mucha seguridad y siento que ellos tienen su figura paterna muy bien representada en él. Lo amo con locura y es mi complemento en este trabajo tan importante”, destacó.

Mamá en pantallas

Paula Bevilacqua sostuvo que este tiempo en el que no se hacen tantos proyectos televisivos le ha servido para reinventarse y aunque ha sido negativo no trabajar actualmente en la televisión, ahora es dueña de su tiempo. Esto le permite trabajar mucho desde su casa y no perderse ninguna etapa de sus hijos.

Pese a que no sale actualmente en pantalla, se alegra por la receptividad y el cariño que le muestran sus seguidores en las redes sociales.

“Siempre me envían lindos deseos, les encanta ver las ocurrencias de mis hijos en mis redes y yo estoy orgullosa de que mi estilo de vida ayude a muchas mamás jóvenes”, dijo.

Paula Bevilacqua

Aunque en las madres existan dudas y miedos, Paula recomienda tener paciencia y sobre todo, que las mujeres crean en el instinto materno. “El cuerpo y la naturaleza son demasiado sabios”.

Lo más importante para Paula es llenar a sus hijos de amor. Asegura que la complace ayudar a otras mujeres y que por esto hace que consideren que las decisiones de cada madre recaen sobre sus hijos.

El don de ser madre es tan puro, que hace que las mujeres en el fondo de su corazón, siempre sepan qué es lo mejor para sus bebés.

Paula Bevilacqua

Comments

comments

Más de editoraemedemujervenezuela

“Vistiendo tus sueños” una iniciativa de la marca venezolana Le DUC

Por Génesis Ramírez / @geneeramiirez De grandes mujeres está lleno este país,...
Leer más